Cargando...
Subrayado Fútbol HD
Hoy
11°
Rain

12°

11°

DOMINGO
12°
Scattered Thunderstorms
17°
LUNES
11°
Scattered Thunderstorms
12°
MARTES
10°
Showers
11°
MIÉRCOLES
Rain
10°

Barra brava de Quilmes entró al estadio con un muerto en un ataúd

03 OCT 2012 - 19:26 | Los hinchas efectuaron varios disparos de armas de fuego al aire mientras subían a las gradas con el féretro, durante un partido de la reserva ante Unión de Santa Fe.

 

La barra brava de Quilmes argentino entró al estadio del club, mientras se disputaba un partido de reservas, con un ataúd en el que llevaba el cuerpo del hijo del “jefe” del grupo, fallecido durante un accidente.

Los hinchas efectuaron varios disparos de armas de fuego al aire mientras subían a las gradas con el féretro, por lo que el árbitro interrumpió el partido entre Quilmes y Unión de Santa Fe disputado el lunes y lo reanudó una vez que el cortejo abandonó el escenario deportivo, informó este miércoles el diario deportivo Olé.

"Dispararon un par de veces y un buen susto me llevé. Estaban detrás del arco donde yo estaba", indicó en su cuenta de la red social Twitter Joaquín Papaleo, guardameta del Unión. "Mientras jugábamos contra Quilmes, entró un montón de gente al estadio con un cajón. Tuvieron que parar el partido, se quedaron un rato y se fueron", señaló el futbolista.

El entrenador de Unión, Horacio Humoller, dijo que el club local había anunciado que se iba a producir la entrada al estadio de los hinchas con el ataúd, lo cual, aparentemente, fue autorizado por los dirigentes.

"Nos habían dicho que el asunto estaba estipulado para que ocurriera en el descanso. Por suerte no pasó nada en el campo de juego", comentó el preparador.

El hijo de José María Fernández, el líder de la barra brava, del mismo nombre y de 15 años, murió en un accidente al chocar con la motocicleta en la que huía de la policía tras efectuar un robo, indicó el rotativo.

El hecho, que tuvo un antecedente similar el año pasado en el mismo estadio, ha sido interpretado como una “demostración de poder" del grupo violento.

EFE

Foto: archivo