POLICIALES

09/08/2012 9:23

Investigan si parte del "arsenal Feldman" fue traficado a Brasil

La Dirección de Inteligencia sigue la pista de intercambio de funcionarios con narcos cariocas. El caso de la Jefatura de Treinta y Tres

 

El hallazgo de armas de origen uruguayo en manos de narcotraficantes brasileños abrió una investigación de los servicios de Inteligencia de la región. El hecho ocurrió a principios de junio y la pista de esas armas llevaron a la Jefatura de Policía de Treinta y Tres.

Desde hacía tiempo faltaban 60 piezas de allí. ¿Cómo habían llegado hasta allí?

El "arma cero" que despertó todas las alertas de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) era de un agente que se había retirado y había devuelto su pistola reglamentaria. Hubo cinco indagados, entre ellos el encargado del srsenal de la Jefatura olimareña, quien afirmó que él no estaba presente el día que se retiró el arma.

La gravedad del episodio tuvo resonancias políticas y administrativas. Personalmente, el presidente José Mujica habló a mediados de julio con el Jefe de Policía, Tabaré Gordiola, para informarle que sería relevado del cargo.

A las presiones internas, llegaron planteos del gobierno de Brasil, que por estos días realiza el megaoperativo militar Ágata en sus 3.900 kilómetros de frontera contra la criminalidad, el contrabando, el tráfico de armas, drogas y piezas arqueológicas, entre otros motivos. 

Lo que parecía centrado sobre todo en la Triple Frontera, llegó a la zona limítrofe con Uruguay, desde Quaraí al Chuy. Unos 10.000 hombres controlan el tránsito desde y hacia los países de la región. 

Inteligencia investiga además cómo es que falta parte del arsenal incautado al contador Saúl Feldman Szerman, muerto el 31 de octubre de 2009 durante un enfrentamiento con la Policía en su casa de Shangrilá. Allí se encontraron 700 armas, 500 granadas, 110.000 municiones, 200 kilos de pólvora, seis fusiles de asalto AK47, chalecos antibalas, gases y explosivos varios.

Fue una sorpresa mayúscula, ya que Feldman era un hombre de bajísimo perfil, solitario, sin vida social alguna, por lo que hubo que recurrir a la siquiatría forense y su pasado como militante de izquierda para buscar interpretaciones acerca del por qué de esa acumulación de armas. 

Lo cierto es que, ya sin Feldman, se perdió el rastro de todo el acervo. Los investigadores creen que ese material fue traficado hacia Brasil, informa hoy el diario El País.

El diputado colorado José Amy, de Vamos Uruguay, solicitó en las últimas horas un pedido de informes a los ministerios de Defensa e Interior. Quiere saber el número de hurtos de material desde 2002 a la fecha.

En el caso del arsenal Feldman, buena parte del armamento no era de gran valor de mercado. El juez había dispuesto que el material considerado obsoleto fuera a la quema en el servicio de Material y Armamento del Ejército. Las armas con valor utilitario fueron a parar a la Guardia Metropolitana. Las AK47 fueron usadas en prácticas de tiro. Nunca hubo denuncias de robos en la organización.

 

INGRESA TU COMENTARIO

Para dejar un comentario debe estar logueado

La noticia no tiene comentarios, sé el primero en hacerlo!

En vivo

ENCUESTA