Cargando...
ÚLTIMOS TWEETS
TEMA DEL DÍA #Uruguay
ELIMINATORIAS

Costó un Perú y no es broma: Uruguay ganó 4 a 2

Pintó para goleada y luego se transformó en una interminable agonía. El ingreso de Cebolla cambió el partido. Los celestes sufrieron pero mostraron carácter

10 JUN 2012 - 18:33

 

Uruguay fue mejor. Empezó de acuerdo a lo esperado. En los primeros 30 minutos los celestes ganaban 2 a 0, tranquilos. O casi, porque los ataques peruanos ponían una cuota de atención sobre los defensores celestes que jugaban en línea de tres. Los constantes problemas de cobertura entre Coates (que siente la falta de fútbol en Liverpool) y Godín dejaron en evidencia el orden y el liderazgo ante la falta de Diego Lugano.

Perú, que no perdió el rumbo, pobló el mediocampo y logró equilibrar las acciones con pocas llegadas. Su gol del descuento lo puso en los últimos minutos del primer tiempo y el segundo al inicio del tiempo complementario.

El golpe incaico fue un balde de agua fría para un Centenario que estaba de fiesta. para colmo de males, Forlán erra un penal unos minutos después, atajado por el arquero incaico, de gran gestión.

Tabárez hizo una jugada maestra, que realmente sorprendió. Sacó a Forlán (golpeado y cansado) y puso a Cebolla Rodríguez. Sacó a Palito Pereira y puso a Gastón Ramírez.

Cambió otra vez la figura táctica (empezó con lpinea de tres, empezó el segundo tiempo con línea de cuatro) y pasó a un 4-2-2-2, con Ramírez y Cebolla como asistidores, y con Cavani y Suárez adelante.

Ambos zurdos en cancha fueron tremendo acierto del técnico. Especialmente Cebolla Rodríguez -flamante adquisición del Atlético Madrid- , quien en el minuto 17 puso el tanto de la tranquilidad y el de la justicia: 3 a 2.

Uruguay tenía que ganar y ganó. Sus jugadores terminaron extenuados, algo que el equipo técnico sabía de antemano, aunque quiso disimularlo asegurando que la ciencia no decía que el plantel estaba pagando factura al "traqueteo" de la temporada europea. En otros casos, como el de Coates, sintió la falta de alta competencia en Liverpool.

Suárez recibió tarjeta amarilla y no jugará en la próxima fecha, en setiembre, hasta Colombia.

De todos modos, la celeste mostró carácter en los malos momentos.

Perú vendió carísima la derrota. Guerrero volvió a ser una pesadilla para Uruguay. Con poco, se las arregló para mostrar todas las falencias defensivas.

Lo físico en Uruguay fue trascendente. Sólo así se explica que un Perú que dio tantas ventajas (no trajo a Pizarro, a Vargas, a Adalberto Rodríguez, a Santiago Acasiete) le haya dado tanto trabajo a Uruguay. O tal vez sí, porque las Eliminatorias son difíciles para todos, pero los hinchas uruguayos saben mejor que nadie de agonías durante las clasificactorias mundiales.

Uruguay hizo cuatro goles y erró un penal. Suficiente para ganar un partido con claridad. No fue así. Uruguay sufrió, debió enfrentar a un equipo que le puso un esquema "a la Uruguay" en cancha, que primero contragolpeó y después terminó haciendo que la celeste manejara los tiempos.

Un contragolpe final uruguayo, impuso el 4 a 2, gracias al último esfuerzo de Cavani y el toque final del recién ingresado, Sebastián Eguren, quien había entrado para defender en altura y terminó definiendo por abajo en el área peruana. 

El equipo uruguayo mereció ganar. El primer gol de Coates (que luego del partido los jueces terminaron dándoselo a Suárez) y el segundo de Maxi Pereira parecían marcar un camino de victoria fácil. Pero las mañas peruanas enturbiaron el partido (Paolo Guerrero hacía gestos hacia el banco con señas acerca de que el juez estaba "comprado"), todo lo cual casi da resultado. El penal errado por Diego Forlán cuando el partido estaba 2 a 2 hizo pensar a los 60.000 uruguayos que estaban en el Estadio que la fiesta se había terminado.

El partido fue emocionante, con alternancias,con unl rival  que llegó diezmado y dio una pelea inesperada, Uruguay volvió a sufrir y tuvo su premio en los últimos minutos, con los héroes inesperados como Eguren., Gastón Ramírez (jugando esta vez de enganche) y Cebolla Rodríguez. "Fue un canto al fútbol", lo definió Tabárez.

Detalles:

Cancha: Estadio Centenario. Árbitros: Leandro Vuaden, Altemir Hausmann y Alessandro Rocha (terna de Brasil).

Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Sebastián Coates, Diego Godin, Martín Cáceres; Diego Pérez, Egidio Arevalo Ríos, Álvaro Pereira; Luis Suárez, Diego Forlán, Edinson Cavani. DT. Oscar Tabárez.

Perú: Diego Penny; Jhon Galliquio, Cristian Ramos, Jesús Alvarez, Yosimar Yotun; Luis Ramírez, Luis Advincula, Antonio González, Rinaldo Cruzado; José Carlos Fernández; Paolo Guerrero. DT. Sergio Markarián.