Subrayado.com.uy
Economía

05/01/2014 16:22

Kreimerman optimisma en destrabar comercio con Argentina

El ministro de Industria dijo que se debe recuperar el ámbito de negociación. De todos modos, dijo que es consciente que el comercio no volverá “nunca al nivel anterior”.



 

"La idea es negociar y que se recupere el ámbito de negociación”, dijo el ministro acerca de la relación comercial con Argentina y recordó que en otros ámbitos se está trabajando “muy bien” con el vecino país. Entre ellos, destacó el energético: “no solo suministrando energía que están necesitando, sino viendo cuales son las vías para venderle gas”.

Al igual que el presidente José Mujica, Kreimerman descartó que se utilice a la energía como un elemento de cambio para pedir la eliminación de las trabas comerciales. “Son dos cosas distintas. La energía es un tema de largo plazo para ambos países y lo hemos manejado siempre con un gran respaldo uno hacia otro. No es un tema de negociación contra nada”, sostuvo.

El secretario de Estado espera que se pueda recomponer la relación comercial con Argentina pero es consciente de que “nunca al nivel anterior”. “Eso es no solo por lo que Uruguay pueda negociar, sino por la propia Argentina que está en un momento más complejo”, agregó.

"Está claro que hay industrias que están sufriendo y debiéramos poder recuperar el comercio. Básicamente papel, vestimenta y alimentos", afirmó.

Las trabas comerciales tienen trancadas Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación por un valor de 32 millones de dólares, informó el ministro y descartó que se apliquen medidas espejo porque Uruguay “tiene mucho más para perder” con ese tipo de acciones.

ADJUDICACIÓN DE LA REGASIFICADORA FUE “MUY PROFESIONAL”. Kreimerman aseguró que para la adjudicación de la planta regasificadora que se instalará en Puntas de Sayago se realizó un proceso “muy profesional”.

“Utilizamos técnicos contratados de Gas Sayago con mucha experiencia. Tuvimos la oportunidad de contratar gente con experiencia en plantas regasificadoras o en generación, junto con el personal de UTE, Ancap y la Dirección de Energía. En total trabajaron 51 técnicos. No fue un proceso complejo en el entendido de que estamos hablando de una obra de una inversión de US$ 1.200 millones”, explicó el ministro a El País.